sábado, julio 31, 2021
30 C
Valencia

Guillermo Domínguez: “Desde que yo era pequeño y jugaba, el rugby ha crecido muchísimo”

El jugador del Alcobendas y de la Selección Española ha conversado con Diario de Levante sobre sobre su trayectoria, el estado actual del deporte del balón ovalado en nuestro país y, por supuesto, su querido CAU

No te pierdas

Guillermo Domínguez (Valencia, 1997) es uno de los jugadores de rugby más talentosos de España. Natural de La Eliana, desde muy pequeño fue cautivado por el oval, y antes de los diez años ya se encontraba dando sus primeros placajes en la cantera del CAU Rugby Valencia.

En el CAU encontró su lugar en la línea de tres cuartos y formó parte de la brillante generación de jugadores nacidos en el 97 del club valenciano que ganó, desde la categoría sub-9 hasta la sub-18, todos los campeonatos ligueros. La hazaña, completada en 2015, fue reconocida por el Ayuntamiento de Valencia, que entregó al equipo el Premio al Mérito Deportivo

Aquella temporada, este polivalente jugador –puede desempeñarse como ala o zaguero- formó parte del combinado nacional que ganó el Europeo sub-19. Al año siguiente, Guillermo jugó con la Selección Española la final del mundial sub-20 ante Samoa, potencia del deporte del oval. Los Leones perdieron por poco, pero el subcampeonato confirmó el gran futuro que tenía por delante el rugby español. 

Ese futuro es ahora presente. Guillermo, jugador del XV del León, milita actualmente en las filas del Lexus Alcobendas Rugby, y ha accedido a charlar con nosotros.

Inicios: ¨Siempre diré que el CAU es mi club

¿Cómo surgió tu gusto por el rugby?

Mi profesor de educación física en el colegio era Toni Gimeno, que ha sido uno de los entrenadores de rugby más grandes que ha habido en este país. De hecho, yo siempre digo que el mejor. Un día en clase me dijo de ir a probar y así empecé.

¿Con cuántos años?

Pues… Igual con 8 o 9 años.

¿Hay mucha afición al rugby por tu zona?

No hay una afición especial. Lo que pasa es que coincidió que los de mi generación éramos casi todos del mismo pueblo. Entrenábamos allí y todo. 

¿Cuándo entras en el CAU Rugby Valencia?

En tercero o cuarto de primaria.

¿Qué tal tu paso por la cantera del CAU Rugby Valencia?

Bien. Es mi club, yo diré siempre que es mi club. Mi hermano jugó allí, mi padre ha sido delegado muchos años… Todos mis amigos son del equipo.

¿Cómo conseguiste compaginar el rugby con los estudios?

Pues malamente, estaba complicado. Tenía que ir al instituto, luego a entrenar, hacer físico, las diversas lecciones y tal… Pero bueno, se podía compaginar. Difícilmente, pero se podía. 

¿Jugaste siempre de tres cuartos -las siete posiciones que van desde el medio melé hasta el zaguero- o tuviste algún paso por la delantera -las ocho posiciones más avanzadas-?

De tres cuartos siempre, toda la vida. Desde el primer momento.

¿Quiénes fueron las personas más importantes durante aquel periodo?

Toni, evidentemente. Era nuestro entrenador. Álvar Gimeno, su hijo y uno de mis mejores amigos, que normalmente jugaba conmigo en la Selección… Yo sacaría esas dos personas.

Imagen
Amistad forjada en el CAU Rugby Valencia. De izquierda a derecha: Álvar Gimeno, Vicente del Hoyo y Guillermo Domínguez con el XV del León. Fuente: @ToniGimenoRugby (Twitter)

Final contra Samoa: “Estábamos muy motivados. Íbamos con todo

Tuviste un ascenso meteórico: llegaste a jugar la final del mundial sub-20 en 2016 contra Samoa ¿Cómo fue enfrentarse a una selección tan mítica en el mundo del rugby?

Pues la verdad es que fue la leche, nos hicieron una haka y todo antes de empezar el partido. Además el partido lo perdimos, pero lo perdimos en la prórroga (38-32). Fue en Zimbabue, y la verdad es que tengo un recuerdo muy bonito del viaje.

¿Hubo alguna diferencia específica entre el juego de los samoanos y el de España?

No. Básicamente eran muchísimo más grandes que nosotros. Ahí teníamos pues 18 añitos o 19… Y bueno, te puedes imaginar. Los samoanos son muy grandes.

¿Y la haka? ¿Asusta?

En ese momento no porque estábamos muy motivados, era una final. Íbamos con todo. Pero sí te daba respeto.

Ub UdTlPqMZ3JuslHfybTjD7N0MWLHqKN2Ty7KGItPAYYFOQc1XN eLTX4APPJggfhWqhwXTgUbow V3H om03DTpn sVAmDaM2sIS10UnIOB fGA9y3k5z6R8reoXXN PfHUtM
Haka samoana –a la izquierda- previa a la final entre el combinado oceánico y la Selección Española. Guillermo Domínguez ensayó dos veces en aquel encuentro. Fuente: World Rugby (YouTube)

Llegada a Madrid y debut con el XV del León: “Mejoré mi juego en todos los sentidos

En 2017 comienzas a jugar con el Complutense Cisneros. ¿Cómo se fraguó tu fichaje, tenías otros equipos a los que ir?

Sí, tenía otros equipos a los que ir, lo que pasa es que en el Cisneros estaba jugando Álvar, mi amigo, y encima en Madrid estaba lo que quería estudiar, INEF. Me surgió y me vine aquí con Álvar y con otro amigo de la cantera del CAU, Vicente del Hoyo, jugador de la Selección.

El plan te salió muy bien porque en el Cisneros debutaste con la Selección…

Mi primer año en Cisneros fue un año en blanco porque me rompí el tendón de Aquiles (de la pierna izquierda) nada más empezar la temporada. Luego, en el segundo año, jugué con más regularidad, me llamaron con la Selección y debuté.

¿Qué te aportó el Cisneros a nivel de juego?

En el Cisneros está Valentín Telleriarte como entrenador, que además es el entrenador de los tres cuartos de la Selección. Es un entrenador muy bueno. Yo me imagino que allí mejoré mi juego en todos los sentidos. Antes estaba acostumbrado a jugar en ligas de categorías inferiores, y allí fue la primera vez que jugué a un nivel alto y de forma regular en la liga.

En julio de 2019 llegas al Alcobendas. Posteriormente, te lesionas de gravedad en septiembre de 2020: ¿cómo te sientes? ¿Cómo han sido estos meses de recuperación?

El primer año, el pasado, lo jugué entero, pero lo suspendieron por el COVID. Y este año, en uno de los primeros entrenamientos de pretemporada, me rompí el otro tendón de Aquiles (de la pierna derecha). Me operé, estuve en rehabilitación, y a principios de enero, cuatro meses después, ya empecé a jugar. La verdad es que fue muy duro, pero como tenía muchas ganas de jugar, le di mucha caña y volví muy pronto: en cuatro meses, cuando se suele volver en ocho. Estoy muy satisfecho por haber vuelto.

El hecho de haber tenido la misma lesión antes, ¿ayuda a la hora de afrontar la recuperación o se hace más difícil?

Yo creía que iba a ser más difícil porque pensaba en todo lo que iba a tener que volver a pasar, ya lo sabía, ya lo había vivido… Pero luego, a la hora de afrontarlo, yo creo que es mejor haberlo pasado: ya sabía los pasos que tenía que seguir, sabía hacia dónde tenía que ir y cómo era la mejor manera de rehabilitar. Yo creo que ha sido mejor.

https://www.alcobendasrugby.com/wp-content/uploads/2019/07/AltaGuilDomPortada.jpg
Guillermo Domínguez dando un pase en su etapa como jugador del Cisneros. En su segunda temporada con el club madrileño, jugó 11 partidos y anotó 4 ensayos.  Fuente: alcobendasrugby.com

En esta segunda vuelta, cada partido es importante

El Alcobendas va segundo, a cinco puntos del VRAC y os espera el Barça… ¿Cómo veis esta segunda vuelta?

Una segunda vuelta muy, muy complicada. Es lo que tiene al final que nos hayan dividido en dos por la parte de arriba y por la parte de abajo. Pero en esta segunda vuelta cada partido es importante. Cada partido cuenta y, al final, todos los partidos los juegas contra equipos que está muy parejos a ti. Entonces, ganar se vuelve muy complicado. Nosotros no hemos empezado todavía, empezaremos la semana que viene… Pero bueno, ya veremos cómo será. Hicimos una buena primera vuelta, yo creo que la segunda también nos irá bien, que además jugamos en casa bastantes partidos en casa.

¿Cómo fue la victoria contra Portugal, partido jugado en febrero que se tuvo que aplazar el año pasado por la pandemia?

Pues muy bien, la verdad. Volvimos a juntarnos después de un montón de tiempo, después de todo lo que había pasado y nada, jugamos contra Portugal y les ganamos (25-11). Encima jugamos aquí en Madrid, en casa, en el Central, que es un campo magnífico. Y ahora esta semana teníamos concentración otra vez, lo que pasa es que yo no voy a estar por tema confinamiento, porque soy contacto estrecho de positivos. Y nada, me incorporaré la semana que viene.

¿Cómo te ves a nivel personal? 

En enero ya jugué unos cuantos partidos y en febrero también jugué un partido con la Selección. Lo único: hace un par de semanas tuve una pequeña lesión jugando en Ordizia… Un susto, más que nada. Pensaba que me había roto otra vez el tendón, pero nada. 

Cada vez hay más fichas, más gente jugando. Eso incrementa el nivel de la liga

¿Cómo ves el desarrollo del rugby en la Comunidad Valenciana y en España?

Tanto en España como en Valencia, en los últimos años, desde que yo era pequeño y jugaba, ha crecido muchísimo. Pero muchísimo. Cada vez hay más fichas, más gente jugando, y eso al final repercute en la primera división porque el nivel de la liga se incrementa, cada año es mejor. Yo creo que hay un crecimiento muy importante en ese sentido.

¿Qué papel tiene el ámbito universitario en ese crecimiento?

Más que de una cierta forma profesional, con un carácter más lúdico. Aquí en Madrid, por ejemplo, el rugby universitario es muy importante. Muchísima gente que juega, juega porque lo ha conocido en la universidad. Para jugar a un nivel alto igual te pilla un poco mayor, pero para lo que es el tema lúdico, por lo menos aquí en Madrid, es muy grande el rugby universitario

¿Sigues pendiente del CAU Rugby Valencia?

Sí, claro. Todos los fines de semana los veo jugar. Ya te digo, jugaba mi hermano ahí…

¿Y cómo les ves? Van segundos…

Muy bien, muy bien. Peleando por el playoff, a ver cómo acaban el año, a ver si tienen la posibilidad de jugar el ascenso.

A ver si el año que viene jugáis juntos…

¡Ojalá!

Otras Noticias

Ultimas Noticias